Ortoqueratología nocturna con lentes de contacto de hidrogel de silicona adaptadas “al revés”

Artículo realizado por José María Sánchez González, colegiado número 20891, premio “Optometría y Ciencia” junio 2014.


Abstract

Las lentes de contacto de hidrogel de silicona, gracias a su módulo de rigidez, al adaptarlas de forma invertida, adquieren un diseño de geometría inversa que provoca un efecto Orto-K leve.

Introducción

Las lentes de contacto empleadas en la Ortoqueratología producen una reducción temporal de la miopía al cambiar la forma de la córnea. La córnea es elástica por naturaleza. La lente descansa sobre una fina capa de lágrima y moldea la córnea. Las lentes de Orto–K están diseñadas con el propósito de producir unos efectos de moldeo en la forma original de la córnea (1).

Durante la noche, se produce una presión positiva en la capa de lágrima que queda entre la lentilla y la córnea (esto ocurre en la zona central). Mientras que en la periferia ocurre lo contrario, una presión negativa o de succión que provoca un leve edema corneal con el correspondiente moldeo (2).

Figura 1

Necesitamos un material para las lentes de contacto con una alta permeabilidad a los gases para que sea apto para su porte durante la noche.

Material y métodos

Foróptero, Queratómetro, Topógrafo corneal (Oculus Pentacam), Lámpara de Hendidura, Líquidos de mantenimiento, Autorrefractómetro, Frontofocómetro y las siguientes lentes de contacto (3):

1

Se han realizado 4 adaptaciones (8 ojos) exitosas, teniendo en cuenta que el paciente cumpla los siguientes condicionantes:

  • Debe ser usuario de lentes de contacto blandas
  • Refracción de miopía entre -0.75 D y -2.00 D
  • Astigmatismo leve ≤0.75 D, mejor si es directo
  • Diámetro pupilar pequeño para evitar halos
  • Motivación y expectativas realistas
  • Contraindicado en patología que impidan el uso de lentes de contacto
  • Todos los pacientes firmaron un consentimiento informado.

Resultados

Solo se mostrará uno de los casos

23

Evolución

45

Figura 2

Evolución de las topografías. Figura 2.

Figura 3

Antes y después del tratamiento. Figura 3.

Conclusiones

  1. El caso nos muestra que hay cambios refractivos y topográficos que manifiestan que las lentes de hidrogel de silicona adaptadas “al revés” producen un efecto orto-k.
  2. Las lentes se centran muy bien y la AV del paciente fue buena subjetivamente durante las 48 horas posteriores.
  3. En pacientes con diámetros pupilares altos se producen halos.
  4. Presentan un confort y comodidad excelentes.
  5. El costo de estas lentes es muy asequible.
  6. El abanico de pacientes a tratar es limitado

Bibliografía

  1. Mountford J, Ruston D, Dave T. Orthokeratology: Principles and Practice. Elsevier; 2004.
  2. Villa Collar C, González Méijome JM. Ortoqueratología Nocturna. Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España; 2006.
  3. Caroline PJ. Soft Lens Orthokeratology. United States Patent. US 7.556.375. BOPI: 7-7-2009.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s