Alucinaciones visuales en pacientes con Baja Visión

Las alucinaciones consisten en sentir cosas estando despierto que parecen reales, pero que han sido creadas por la mente. El síndrome de Charles Bonnet (SCB) fue descrito por el naturista y filósofo del mismo nombre en 1760. Se caracteriza por la aparición de alucinaciones visuales en pacientes mayores con discapacidad visual, aunque también se han descrito en pacientes ancianos sanos. Los pacientes afectados por este síndrome no suelen padecer ninguna enfermedad psiquiátrica y son conscientes de que sus alucinaciones no son reales. Se trata de un poco conocido y, muchas veces, mal diagnosticado en pacientes con Baja Visión que normalmente necesitan ayudas visuales y que generalmente son atendidos por médicos de atención primaria o en los servicios de psiquiatría con diagnósticos erróneos y sometidos a tratamientos innecesarios.

La prevalencia del SCB en pacientes con Baja Visión se estima en torno al 13% en pacientes mayores de 65 años, con ligero predominio femenino. Se cree que está infradiagnosticado por la falta de información y porque el paciente lo refiere en la rehabilitación cuando aumenta el grado de confianza con respecto al profesional que lo trata.

Los pacientes afectados por el síndrome de Charles Bonnet no suelen padecer ninguna enfermedad psiquiátrica y son conscientes de que sus alucinaciones no son reales

Dos patrones primarios de alucinaciones visuales pueden afectar a las personas con SCB. En primer lugar, es la presencia de patrones repetitivos, tales como mosaicos o ramas de árboles. En segundo lugar se encuentra el aspecto de las personas o las caras, ya sean de tamaño normal o reducido.

Nuestros pacientes han referido ver a animales domésticos (gatos, perros,…) como parte de la cadena del SCB. En este sentido, la etiología es desconocida, pero se tiene la teoría de que se produce en respuesta a la estimulación sensorial.

La duración de los episodios en los que se desarrollan las alucinaciones es variable y estas suelen ser de repetición. Las alucinaciones son percibidas completamente nítidas, pueden tener colores reales y suelen ser escenas cotidianas. El paciente sufre un estado angustioso porque cree que puede estar empezando una demencia y suele ser reacio a contarlo. No existe tratamiento, por lo que se deben descartar patologías que produzcan alucinaciones y explicar al paciente y familiares la naturaleza del cuadro para evitar la ansiedad. Es aconsejable tratar la causa de Baja Visión cuando sea posible y proporcionar apoyo social al paciente. En conclusión, el Síndrome Charles Bonnet es relativamente frecuente en pacientes ancianos con Baja Visión y es fundamental que los profesionales lo conozcan para que pueda ser diagnosticado con éxito, además de informar a paciente y familiares con objeto de mejorar la calidad de vida de los mismos.

Javier Sebastián BlogJavier Sebastián Carmona. Óptico-optometrista. Colegiado nº 8783.

D.O.O especialista en Optometría Clínica, Contactología y Baja Visión, miembro de la International Society for Low Vision Research and Rehabilitation, secretario y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión y delegado del Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Andalucía en Almería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s